Guía básica para maquetar tu libro con Microsoft Word

Antes de ponernos con esta entrada, voy a dejar clara una cosa. Microsoft Word no es un programa de maquetación. Es un procesador de textos. Por ello, tiene unas limitaciones que no encontrarás en programas como Adobe Indesign o Scribus. No obstante, si estás en esta entrada, doy por sentado que no eres un maquetador profesional.

El objetivo de esta entrada, por tanto, no es crear un libro (digital o electrónico) preciosísimo y lleno de florituras. Es darte los conocimientos para maquetar un libro sencillo pero funcional, que puedas vender sin avergonzarte de tu trabajo.

Si eso es lo que estás buscando, estás en el sitio correcto.

No voy a extenderme mucho. Pero es importante empezar por aquí, antes de que te metas en todo este lío de maquetar tu propio libro.

Autopublicar, para muchos escritores, merece la pena. Ya te digo que no eres el primero al que se le ocurre, ni el décimo, ni el número cien. Por ello, deberías saber que autopublicar requiere que hagas muchas cosas. Entre ellas, la promoción. Corrijo. Sobre todo, la promoción.

Si esto te está empezando a sonar agotador y la idea de buscar una editorial tradicional te empieza a parecer más atractiva, tengo una mala noticia. En el 95% de los casos, incluso si trabajas con ellas, vas a tener que encargarte de la promoción de tu obra, exactamente igual que si autopublicases. Salvo que seas un escritor consolidado, no vas a poder quedarte en tu mundo mientras otros se encargan de decir lo maravilloso que eres.

Tus opciones, por lo tanto, son las siguientes:

    • Autopublicar en una plataforma como Wattpad o Megustaescribir, de monetización bastante complicada.
    • Autopublicar con el método Juan Palomo, que es por lo que estás aquí, porque te resulta más económico.
    • Autopublicar a través de una empresa como Círculo Rojo o Letrame Grupo Editorial. Si pides un número determinado de copias, incluyen en el precio la corrección y maquetación de tu obra, además de otros servicios para facilitarte la difusión y promoción de tu obra. Esto, obviamente, cuesta bastante más dinero.
    • Publicar con una editorial de tamaño pequeño o mediano, que se encargará de la corrección, la maquetación y publicación. También puede echarte un cable con la promoción de tu obra durante las primeras semanas. Las condiciones dependen del contrato que firmes.

Todos los métodos tienen sus ventajas, y también sus inconvenientes. Es importante, por tanto, que consideres tus prioridades antes de tomar una decisión y analices qué expectativas tienes. ¿Ya lo has hecho? Pues manos a la obra.

Antes de empezar a maquetar

Los tipos de fuentes y cómo utilizarlas

Existen tres tipos diferentes de fuentes, y cada una sirve para distintas cosas. Usarlas adecuadamente al maquetar es imprescindible para dar a tu libro un aspecto profesional:

Ejemplo de fuente con serif

Las fuentes con serif, como Garamond o Times New Roman, tienen unos pequeños remates en la parte inferior de los caracteres, que guian al lector e impiden que se cambie de línea por error. Se utilizan en los libros escritos y, habitualmente, también en ebooks. El grueso de nuestro manuscrito debería usar fuentes de este tipo.

Ejemplo de fuente sans serif

Las fuentes sans serif (como Arial), carecen de estos remates en la parte inferior y se utilizan especialmente para páginas web. Nuestro manuscrito podría utilizar este tipo de fuente para los títulos de los capítulos.

Ejemplo de fuente decorativa

En este saco incluiríamos todas las demás fuentes. Se incluirían aquellas que imitan la escritura a mano o las fuentes personalizadas de las portadas muchas novelas de género fantástico, por dar algunos ejemplos. Recomendaría este tipo de fuentes para el título de la obra y otros pequeños detalles, pero debe evitarse en el cuerpo del texto.

Guía básica para Open Office Writer

También dispongo de una guía básica para este procesador de textos gratuito.

Como añadir un atajo para la raya o guion largo en Word

El guion largo es un elemento de gran importancia en un manuscrito pero, por algún motivo, Word odia a los escritores y no da facilidades para utilizarlo. Esto te puede llevar a buscar soluciones temporales como usar un doble guion en su lugar, un guion corto u otras chapuzas que te harán quedar fatal.

Si tu manuscrito está terminado y el daño está hecho, no sufras. La solución es sencilla. Presiona Ctrl+L para hacer que aparezca la ventana de Buscar y reemplazar. A continuación, coloca en buscar el símbolo que hayas utilizado para sustituir al guion largo, y en reemplazar pega «^+» sin las comillas. Haz clic en reemplazar todo para cambiarlos. Ten en cuenta, que si has utilizado un guion corto como sustituto, tal vez se haya sustituido en situaciones donde no debería.

Para evitar este tipo de problemas en un futuro, no obstante, vamos a crear un atajo. En mi caso, utilizo la secuencia Ctrl+-, aunque tú puedes escoger cualquiera que te resulte cómoda. Esto puede hacerse de la siguiente forma:

Uso del guion largo

Nunca, jamás, y bajo ningún concepto debes escribir un espacio entre un guion largo y la primera palabra de un diálogo.
Si no me crees, compruébalo en una novela que tengas en casa.

  1. En el menú superior de Word, haz clic en Insertar.
  2. Haz clic en Símbolos y, a continuación, en Más símbolos.
  3. En la ventana que aparece, escribe 151 en Código de Carácter, y asegúrate de que está en ASCII (decimal). Si todo va bien, debería aparecerte el guion largo.
  4. Haz clic en Teclas y una vez aparezca una ventana nueva, usa la combinación que quieres asignar.
  5. Si todo ha ido bien, bajo Nueva tecla de método de abreviado aparecerá la combinación que has utilizado. Dale a asignar y habrás terminado.

Si no te ha quedado muy claro, en este video puedes ver cómo hacerlo. Si lo que no entiendes es por qué Microsoft te marea con esto, ya somos dos. En Open Office Writer y Scrivener el guion largo aparece automáticamente cuando escribes dos guiones cortos (–) seguidos.

¿Quieres recibir más contenidos como este? Suscríbete al blog
Responsable del fichero: Raúl Alcantarilla Chivato
Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales.
La Legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos están alojados en la plataforma de email marketing MailChimp cuyo titular es The Rocket Science Group LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@comoescribirjuvenil.com o ante la Autoridad de Control. Más información en Política de privacidad.

Los estilos: tu nuevo mejor amigo

No exagero. Los estilos son probablemente la mejor función para maquetar que tienen los procesador de texto modernos. La cantidad de tiempo que puedes ahorrar una vez te acostumbras a usarlos es cien veces mayor (o más) al tiempo que vas a tardar en aprender a usarlos.

En Microsoft Word aparecen en el menú superior. Al configurarlos, podemos dar al programa en cuestión una serie de instrucciones (color, fuente, tamaño, márgenes, alineación…) que se aplicarán automáticamente cuando seleccionemos dicho estilo.

Y, si en algún momento quieres cambiar el tipo de letra de los títulos de tus capítulos, al cambiar el estilo se modificará automáticamente todo el texto que lo utilice.

Además, si aplicas un estilo de Título a tus capítulos, puedes crear un índice automáticamente.

Los estilos que debería tener tu manuscrito

  • Título 1: Normalmente, se utilizará en los títulos de un nuevo capítulo. Puede utilizar una fuente distinta al resto del texto.
  • Párrafo Básico: El que más se verá en nuestro texto, con diferencia. Recomiendo una fuente con serif y un tamaño de 12 puntos, un sangrado moderado (0,5-0,8cm bastaría) y no dejar espacio entre párrafos.
  • Primer párrafo: A diferencia del Párrafo Básico, este no utiliza una sangría de primera línea. También puedes decidir aplicarle una letra capital o capitular, como veremos más adelante.

Esos tres, en un principio, son lo mínimo e imprescindible. Si quieres dividir tu novela en partes además de capítulos, necesitarías un estilo de «Título 2». Y si tu novela tiene una carta, y quieres resaltar que no es texto normal, podrías crearle un estilo diferente.

Cómo crear, eliminar, y modificar un estilo en Word

A partir del Word 2007 el cuadro de estilos aparece en la parte superior en un cuadro bastante visual. La plantilla por defecto, a la que habrás recurrido de forma habitual tiene varios estilos predeterminados (Normal, Sin espacio, Título 1, Título 2, Título, entre otras), que podemos modificar libremente para ajustarlos a nuestro texto.

Si solo vas a utilizar los estilos básicos que menciono en el apartado anterior, con modificar los existentes tienes de sobra. Por si acaso quieres crear otros nuevos, no obstante, también dedico un apartado a ello.

Ah, y sobre eliminar estilos existentes. No se puede.

Cómo modificar un estilo en Word

Empezamos por los sencillo. Dado que Word es un programa hecho por Microsoft, y Microsoft es una empresa norteamericana, no es de extrañar que la plantilla básica utilice estándares distintos a los del español. El estilo «normal» por defecto de Word no tiene sangrado de primera línea y asigna un espacio en blanco al principio y final de cada párrafo. Si queremos que nuestro libro parezca hecho por un profesional, esto es lo primero que debemos cambiar. Así que haz clic derecho en el estilo «Normal», haz clic en modificar y manos a la obra.

Esta información se corresponde a cómo se maqueta en España. Si crees que alguna de las normas de las que hablo es incorrecta, compruébalo en Google u observa los libros que tienes en casa.

Haz clic derecho en el Estilo que quieras y luego haz clic en Modificar… Al hacerlo, nos encontraremos con esta ventana, que nos permitirá modificar los elementos más básicos:

Nombre nos permite, bueno, modificar el nombre.

  • En Estilo del Párrafo siguiente, podemos elegir qué estilo queremos que se aplique de forma automática al presionar Enter.
  • En Formato, podemos ajustar la mayoría de aspectos más importantes. Recuerda que el estilo Párrafo normal debe usar una fuente con serif (como Times New Roman o Garamond) y tamaño 12.

Una vez hayas terminado de modificar estos apartados, haz clic en Formato, y luego en Párrafo.

  • Cambia la alineación a a Justificado (para Título 1 puedes elegir Centrado si lo prefieres.).
  • Para el estilo Normal, modifica la sangría. En Especial selecciona Primera línea. Mi recomendación es que sea de 0,5cm aproximadamente.
  • Reduce el espaciado a 0, y deja el interlineado en Sencillo. En caso de un estilo de Título, puedes probar a aumentar un poco el espaciado inferior.

Aunque existen muchas más opciones, con esto hemos terminado con lo básico.

Cómo crear un estilo en Word

Ahora que sabes modificar un estilo existente, podría decirse que tienes la mayor parte del trabajo hecho. Sin embargo, habrá situaciones en las que puedes necesitar más estilos de los que aparecen por defecto. En esta situación, puedes modificar estilos ya existentes y darles una función distinta, o bien crear nuevos.

El primer paso para crear un estilo nuevo es hacer clic en el extremo inferior derecho del recuadro de estilos.

Una vez hemos hecho clic en dicho botón, debería aparecerte la barra que aparece a la derecha, o bien en un lateral, o bien con un tamaño reducido en mitad de la ventana. En la parte inferior, de esta ventana podemos ver que hay cuatro botones diferentes. Para este apartado, el único que nos va a ser de utilidad es el primero, que tiene A+ escrito.

Al hacer clic en el botón A+, aparecerá la misma ventana que cuando hacemos clic en Modificar un estilo. A diferencia de al modificarlo, no obstante, nos permite cambiar a nuestro gusto más opciones.

En Tipo de Estilo, vamos a asegurarnos de que aparezca «Párrafo». Hay otros tipos, pero vamos a ignorarlos por ahora.

Y en Estilo basado en, podemos elegir uno de los estilos ya existentes. Si quisiésemos crear el estilo Carta, por ejemplo, y escogiésemos Normal, este estilo heredaría su tipo de letra, tamaño, sangría… Si modificasemos algún parámetro del estilo Carta, solo afectaría a este; no obstante, al cambiar el tipo de letra del estilo Normal, cambiaría de forma automática el del estilo Carta.

Ejemplo: La historia interminable

En La historia interminable, se utiliza un color diferente para los capítulos dedicados a Bastian y Atreyu. Para maquetarlo, lo idóneo, en este caso, sería crear un estilo "Normal-Atreyu" y un "Normal-Bastian", que dependa del estilo Normal.

Cómo crear un índice y númerar páginas automáticamente en Microsoft Word

Una de las principales diferencias a la hora de maquetar un eBook o un libro en papel, es que el primer no tiene números de página. Los eReaders permiten modificar el tipo y el tamaño de la letra. Además, no todos tienen una pantalla igual de grande. Como la maquetación es fluida, no es recomendable incluir números.

Si que es necesario, no obstante, incluir un índice. En los libros en papel, por otro lado, no siempre se incluye un índice de los capítulos, aunque sí números de página. Si tienes pensado maquetar para ambos formatos, te recomiendo crear dos archivos diferentes.

Cómo añadir un índice automático en Microsoft Word

Para hacer esto, haz clic en Referencias en la parte superior, en Tabla de Contenido, y selecciona Tabla de contenido personalizada. Al hacerlo, debería aparecerte esta ventana:

Tabla de contenidos personalizada - Word

En un principio, no vamos a modificar demasiados parámetros. Lo más importante es que marques la opción de hipervínculos y desmarques la de números de página si estás maquetando un eBook, y que hagas lo contrario si se trata de un libro en papel.

También es interesante el apartado Mostrar niveles, que te permite escoger qué estilos quieres que aparezcan en el índice. Una vez hayas hecho las modificaciones adecuadas, haz clic en aceptar. Si has aplicado los estilos correctamente, debería aparecer un índice completo.

¡Actualiza la tabla!

El índice automático no se actualiza cada vez que realizas una modificación en el documento. Para que se actualice, haz clic derecho y presiona Actualizar tabla.

Cómo numerar páginas en Microsoft Word

Si compruebas en algún libro que tengas por casa, verás que no todas las páginas están numeradas. Normalmente, la página con la información técnica (ISBN, datos de autor, editorial, imprenta…), los agradecimientos y el índice no la incluyen. Para replicar esto en Microsoft Word, es importante crear un salto de sección que separe el grueso del libro de estas páginas iniciales. También puedes utilizar el salto de sección para que tus capítulos empiecen siempre en páginas impares, algo habitual en muchos libros. Los saltos aparecen en el apartado Disposición en el menú superior de Word.

Una vez hayas hecho esto, haz clic en Insertar y Números de página. Escoge la opción que más te interese y, una vez hayas creado la numeración, haz doble clic en el número que aparece en la primera página después del índice. Al hacerlo, se abrirá el menú de Diseño de los números de página. En el apartado Navegación, desmarca Vincular a la anterior.

Si has seguido todos los pasos, al borrar el número de página del índice, o los agradecimientos, las páginas del resto de secciones de tu libro deberían seguir estando. De no ser así, comprueba que has desmarcado el apartado Vincular a la anterior y vuelve a intentarlo.

Maqueta y publica tu ebook en Amazon con herramientas gratuitas

Dimensiones de página y márgenes

Este apartado, te adelanto, no es una ciencia exacta. Depende de muchas cosas, incluidos tus gustos y las posibilidades que te de la imprenta donde vas a llevar tu libro. Sí. Imprenta. Si lo que quieres es publicar de forma exclusiva en formato digital, puedes olvidarte de este punto. Como ya he dicho, la maquetación en los eBooks no es fija.

Para esta entrada, voy a utilizar unas dimensiones bastante habituales en el mercado. Si estás utilizando Bubok, Amazon KDP, o cualquier servicio similar, existe la posibilidad de que te ofrezcan dimensiones diferentes. También es cierto, no obstante, que si escoges formatos menos habituales el precio por copia puede ser mayor y eso te va a dejar menos margen para poner un precio asequible. Tenlo en cuenta.

Dimensiones de página

Para modificar la dimensión de una página, vamos al apartado de Disposición, hacemos clic en Tamaño y escogemos A5. Si este no aparece, haz clic en «Más tamaños de papel» y aplica un Ancho 14,8cm y Alto 21cm (otro formato bastante habitual es el de 15×23).

Márgenes

Con nuestro documento de Word abierto, dirígete a la barra superior, haz clic en Disposición, a continuación en Márgenes y finalmente en Márgenes personalizados.

A continuación vamos a realizar las siguientes modificaciones, que harán que nuestro documento parezca hecho por un profesional:

  1. En el menú desplegable junto a Varias páginas vamos a escoger la opción de Márgenes simétricos.
  2. Si hemos escogido la opción correcta, los márgenes izquierdo y derecho habrán cambiado a Interior y Exterior.
  3. Aplicamos los siguientes márgenes.
    • Superior: 20mm
    • Inferior: 28mm
    • Interior: 20mm
    • Exterior: 28mm

Cómo crear una portada

Para un eBook, esto es relativamente sencillo. Para un libro en papel, en cambio, es un poco más complicado. La opción más recomendable, desde mi punto de vista, va a ser que le encargues a alguien la elaboración de la portada. Al fin y al cabo, es lo primero que ve un lector potencial y, por tanto, el peor sitio para reducir gastos.

Si pese a esta recomendación, quieres seguir adelante, a continuación te explico como maquetar una portada en ambos formatos.

Cómo maquetar una portada para un ebook

En caso de que decidas crear una portada tú mismo y no tengas conocimientos de Photoshop, recomiendo que utilices la plataforma Canva. Esta aplicación de diseño gráfico es muy sencilla, puede usarse desde tu navegador y dispone, además, de una guía paso a paso para elaborar tu portada.

Lo más importante, en este caso, es la búsqueda de la imagen para tu portada. Si te sientes generoso, puedes encargar a algún artista de Instagram, Reddit, o cualquier otra plataforma que cree una imagen para tu portada. En caso contrario, existen muchas plataformas (como Pinterest o Flickr) donde puedes buscar imágenes sin copyright o que tengan una licencia Creative Commons.

Dado que vas a darle un uso comercial a esa imagen, es de vital importancia que te asegures que no estás incumpliendo las leyes de propiedad intelectual, para evitar posibles consecuencias legales si el autor de la imagen descubre que la estás utilizando sin su consentimiento o la retribución adecuada. Cuidado con esto, de verdad.

Cómo maquetar una portada para un libro en papel

Si quieres publicar tu libro en papel, mi recomendación es que conviertas el documento en Word con tu maqueta a formato PDF, y que contactes con la imprenta. Una vez sepas el papel que vas a utilizar, así como el número de páginas, sabrán el grosor del lomo, información que necesitas para elaborar la portada

Servicios de autopublicación como Amazon KDP o Bubok disponen de un programa diseñador de portadas para hacer este proceso más fácil al escritor con pocos conocimientos técnicos. Si es tu caso y no quieres contratar un diseñador gráfico para la portada, te recomiendo utilizar estos servicios. En este enlace Amazon te explica el proceso y los requisitos para elaborarla.

¿Y ahora qué?

Si tu objetivo era publicar en papel, enhorabuena, has terminado. Si tu objetivo, en cambio, era publicar en formato digital, esta historia tiene segunda parte. Con tu maqueta abierta, haz clic en Guardar como…, y escoge Página web, filtrada. Una vez hayas hecho esto, haz clic en este enlace, donde explico cómo crear un eBook con Sigil.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on tumblr
Share on email

2 comentarios en “Guía básica para maquetar tu libro con Microsoft Word”

  1. Muy buen documento para los que recién comenzamos a introducirnos en el tema de maquetar un libro. Me ha sido de gran ayuda para comenzar a diseñarlo en word. Muchas gracias por tu aporte,

    Responder
    • ¡Gracias a ti por responder! La verdad es que estas cosas al principio pueden agobiar, es mucha información y muy técnica. Si tienes algún problema con la maquetación, responde a este mensaje y vemos cómo solucionarlo. Así vamos mejorando este post entre todos. Buena suerte con el libro.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mostrar botones
Ocultar botones

suscríbete y

publica tu ebook

utilizando herramientas gratuitas.

Responsable del fichero: Raúl Alcantarilla Chivato
Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales.
La Legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos están alojados en la plataforma de email marketing MailChimp cuyo titular es The Rocket Science Group LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@comoescribirjuvenil.com o ante la Autoridad de Control. Más información en Política de privacidad.