Cómo crear tu web de escritor paso a paso (y 3 alternativas a un blog)

Si le preguntas a la mayoría de la gente, sobre cómo obtener visibilidad en Internet, te van a decir que te crees cuentas en redes sociales y empieces a utilizarlas como si no hubiera mañana.

¿El cómo? Pues ya lo dejamos para otro día.

Lo que todas estas personas no piensan es que TODO el mundo está en las redes sociales. Incluidos la mayoría de los escritores.

Eso hace que estas redes sean, desde mi punto de vista, una plaza llena de gente gritando que le hagan caso. Un lugar en el que hay mucho ruido y en el que, salvo que digas la mayor burrada o ya tengas una cierta presencia te va a costar destacar. 

Incluso si decides invertir dinero en publicidad.

¿Significa eso que es imposible obtener una buena presencia en Instagram o Twitter? Ni mucho menos. Reconozco que mi opinión está influida por el hecho de que no me gustan las redes sociales.

Me agotan.

No tengo problema en reconocerlo. Y es posible que eso haga que mi opinión te parezca sesgada, inválida o una estupidez.

No pasa nada.  Pero si no es así, te recomiendo que signas leyendo.

Más allá de la comparación que he hecho en el apartado anterior, las redes sociales tienen, desde mi punto de vista, dos problemas fundamentales:

  1. Las redes sociales van por modas. Puedes invertir en publicidad, pero si la gente se va o deja de ser activa en esa plataforma en concreto en un año, habrás tirado el dinero.
  2. El control sobre la plataforma está en manos de otro. Puede cerrarla, quitar esa funcionalidad que te gustaba o suspender tu cuenta porque perdiste los nervios e insultaste a un tío que decía que Hitler no fue tan malo o cualquier burrada que pueda ocurrírsete.

Para paliar esos problemas, por tanto, mi recomendación es que realices una pequeña inversión y crees tu propia web. Y que lo hagas bien, claro.

¿Y eso qué significa?

Pues que debes crear una lista de correo y preparar tu web para que otros puedan suscribirse a esa lista. A diferencia de Facebook o Snapchat, el correo electrónico nunca va a pasarse de moda.

No es algo que se utilice para desconectar después de un duro día de trabajo.

Es un bien de primera necesidad.

También es algo mucho más privado que las redes sociales. Y eso favorece una interacción más real con las personas que te siguen.

Cómo crear tu web de escritor paso a paso

Ya que vas a crear tu propia web y que eso cuesta algo de dinero, lo mejor es asegurarte de que lo haces bien. El objetivo de esta entrada es que puedas crear tu propia web de acuerdo a estos tres principios:

  • Que no requiera de grandes conocimientos técnicos. En aquellos casos que sea necesario, te explicaremos los ajustes que debes realizar.
  • Que seas dueño de tu web.
  • Que el precio sea asequible.

Eso descarta, desde mi punto de vista, a plataformas como Wix o 1on1. Incluso a Squarespace que, pese a ser más seria que esas dos, tiene un precio superior a los 120€ al año y, desde mi punto de vista, no ofrece grandes ventajas alguna en comparación con lo que yo te propongo.

Y es que crees una página web utilizando WordPress en su versión completa, la de wordpress.org.

¿Qué necesito para crear mi web?

Si quieres contratar una web que puedas llamar «tuya» necesitas fundamentalmente tres cosas:

  • Un hosting, que se encargará de alojar tu web.
  • Un dominio, que es la dirección de tu web.
  • Un gestor de contenidos, que es, para que nos entendamos, como sistema operativo (iOS, Windows) de tu web. Sin él, necesitarías saber programar para realizar cualquier cambio.

Y no mucho más. De gestor de contenidos, utilizaremos WordPress. El motivo es sencillo, es fácil de usar, es completamente gratuito y es el que usan la gran mayoría de páginas web hoy en día.

Escoge y contrata un hosting (que alojará tu página web)

No voy a andarme con rodeos. La calidad se paga. Igual estás pensando en ahorrarte unos euros al año y usar un hosting gratuito. No voy a impedírtelo, pero me gustaría hacerte una pregunta.

¿Esperarías diez segundos a que se cargara una web? No la tuya, digo, la de otra persona.

Probablemente no.

Si escoges un hosting gratuito, vas a tener a tu web peleándose con las de toda la gente que, como tú, no quería gastarse un duro. Y vas a perder visitas.

Merece la pena, por tanto, escoger un hosting de pago. Los tres que incluyo a continuación son rápidos, funcionan muy bien con WordPress y te regalan el dominio durante el primer año.

Por supuesto, puedes escoger cualquier otro.

Mi recomendación es que intentes, en todo momento, que tu hosting tenga servidores en tu país. Si vives en América Latina, te recomiendo que antes de pagar uno de esos hosting compruebes que tienen infraestructura en tu país o en uno próximo a donde vives.

Cuanto más lejos estén tus usuarios de la ubicación física de los servidores que albergan tu web, más tardará en abrirse. Tenlo en cuenta al escoger.

Escoge y contrata un dominio (gratis el primer año)

Como ya he dicho anteriormente, el primer año el dominio sale gratis. A partir del segundo, no obstante, tendrás que pagar una cantidad anual de unos 10 o 15€. Junto a la versión básica de los hosting arriba mencionados, el total deberían ser entre 60 y 80€.

Ahora bien. Es probable que tengas alguna pregunta como, ¿qué nombre debe tener mi dominio? o ¿qué tipo de dominio debería escoger?

La segunda pregunta es sencilla. Lo mejor es que escojas o bien .com o bien la de tu propio país. En el caso de España, sería .es, y en el de Argentina, .ar.

Por otro lado, la primera pregunta es un poco más complicada. Dado que eres un escritor, tus opciones son:

  1. Que el dominio tenga tu nombre
  2. Que el dominio tenga una palabra clave que quieras posicionar bien en Google, como es el caso de comoescribirjuvenil.com

¿Mi recomendación? Que uses tu nombre, salvo que tu web tenga un objetivo muy concreto (y este no sea promocionarte a ti).

Cómo instalar WordPress

Si has contratado alguno de los hosting que te he recomendado, instalar WordPress es muy sencillo.

Lo primero que debes hacer es acceder al área personal del hosting que has contratado. Una vez allí, deberías buscar una pestaña de Productos o Servicios contratados y hacer clic.

La página que te aparecerá en ese momento debería darte la opción de entrar a cPanel, utilizando los datos que te haya proporcionado (por email) el hosting al contratarlo.

Independientemente del hosting escogido, instalar WordPress es muy sencillo, casi automático.

Haz clic en el icono de Instalar WordPress en cPanel y escoge la opción de Instalar o Instalación automática. Una vez se haya instalado, tu web estará lista con uno de los temas básicos.

No obstante, para que tu web tenga un acabado más profesional, lo mejor será modificarlo por uno más personalizable.

Cómo instalar un tema de WordPress

Ahora ya tienes instalado WordPress. Perfecto.

La cuestión es que, los temas por defecto son, desde mi punto de vista, un poco flojos en cuanto diseño.

Tu mejor opción, por tanto, es instalar un tema nuevo.

De todas las opciones que hay, yo te recomiendo que utilices GeneratePress.

Los motivos son principalmente, los siguientes:

  • Tiene una versión gratuita bastante completa. 
  • Es muy utilizada, por lo que no tendrás dificultades para encontrar tutoriales y otros materiales si te surgen dudas. 
  • Tiene un diseño sencillo y funcional, pero atractivo, y se carga con rapidez. Las web lentas no le gustan nada a Google. 
Cómo instalar Generate Press

Para instalar un tema haz clic en Apariencia, luego en Temas y finalmente en añadir nuevo. En la ventana que aparecerá, busca Generate Press y haz clic en instalar. 

De este modo, habrás instalado la versión gratuita.

¿Merece la pena la versión de pago?

Si fuera otro tema, igual te decía que no.

GeneratePress, en cambio, es bastante económico. El primer año cuesta 50$ y, a partir del segundo año el precio se reduce a 30$.

Eso sí, en el momento en el que pasas por caja, el tema es tuyo. Para siempre.

Al pagar la suscripción, a partir del segundo año, tendrás derecho a soporte (si tienes algún problema) y a las actualizaciones de la versión de pago.

Ambas versiones se actualizan por separado.

La versión gratuita está muy bien para empezar, no te voy a engañar. Pero si quieres poder personalizar más a fondo tu sitio web, la versión Premium ofrece muchísimas opciones.

Si quieres saber más sobre la versión premium, te recomiendo que veas este vídeo, que explica muy bien las opciones de personalización tanto de la versión gratuita como la de pago.

Ajustes básicos para que tu web funcione bien

Si quieres un video extenso, y que contiene la mayoría de los pasos que necesitas llevar a cabo para que tu web funcione como es debido, mi recomendación es que veas el vídeo que incluyo a continuación.

Es un vídeo muy completo, por lo que te recomiendo que te lo veas. En él verás algunos de los ajustes básicos que necesita tener tu web.

También te explica cómo instalar Google Analytics.

Esto te permite ver las estadísticas de tu web. Esta herramienta es útil a la hora de planificar tus contenidos.

Las herramientas o plugins que harán tu vida más fácil

Una de las ventajas que tiene WordPress es que no necesitas saber casi nada de código. Y no digo nada directamente, por no pillarme los dedos.

Y gran parte de esto se debe a los plugins. A efectos prácticos, un plugin es para WordPress lo mismo que una aplicación para tu móvil. Si vas al Escritorio de WordPress, verás un apartado de pluggins y, al apoyar el ratón en él, te aparecerán las siguientes opciones:

  • Plugins instalados
  • Añadir nuevo

Una vez eliges Añadir nuevo, te aparece un listado con todos los que hay disponibles, casi como si fuera Google Play o la App Store de iOS.

La mayoría de los plugins tienen versiones gratuitas, ideales para cuando estás empezando, y otras de pago que requieren de una suscripción. A continuación te digo algunos de los más interesantes.

Un editor como Gutenberg o Elementor, para crear los contenidos de tu web

Por defecto, WordPress tiene un editor de bloques llamado Gutenberg.

Para que te hagas una idea, es como un procesador de textos con funciones extras. Hay bloques para poner títulos y texto, pero también para poner imágenes, vídeo, iconos sociales y muchas cosas más.

Este diseño en bloques permite que la web tenga un aspecto bastante mejor estéticamente sin tener que tocar código. Un buen ejemplo de sus posibilidades a un nivel profesional es la web de Monomalista.

Como ves, es una herramienta muy potente. Y es completamente gratuita.

Elementor, en cambio, dispone de dos versiones. Una gratuita y otra de pago, que cuesta 50€ al año (para una web). Si quieres que te sea sincero, a mí la versión freemium terminó quedándose un poco pequeña.

Mi recomendación personal es la siguiente:

  • Si vas a utilizar Guttemberg, la versión Premium de Generate Press es una inversión muy buena, ya que este editor de bloques no tiene opciones tan potentes para modificar tu sitio completo.
  • Si vas a utilizar Elementor, prioriza su versión Pro a la Premium de Generate Press. Elementor Pro te permite modificar cualquier elemento de tu web, incluida la cabecera y el pie de página.

Jetpack

Este es un plugin que tiene un montón de funcionalidades de seguridad, así como de gestión de redes sociales y un amplio abanico de opciones. Es un plugin muy descargado en Internet y con una versión gratuita.

Una de las funciones más importantes que tiene es la de la creación de copias de seguridad periódicas. Esto, a mí por lo menos, me da mucha tranquilidad a la hora de toquetear cosas (y soy muy de hacerlo y «ver qué pasa»), ya que si rompo algo puedo coger la copia del día anterior y recuperar mi web en pocos minutos.

Si quieres saber más sobre este plugin, te recomiendo esta guía disponible en la web de Webempresa.

Si prefieres, simplemente, un plugin (también gratuito) que haga copias de seguridad y no traiga todas las funcionalidades extra de Jetpack (dado que igual no las necesitas todas) te recomiendo Updraft Plus. Aquí te dejo una guía sobre cómo configurarlo.

Yoast SEO

Si el tipo de contenidos que va a utilizar tu web posicione bien en Google, tendrás que aprender qué es eso del SEO y cómo usarlo en tu beneficio.

Este plugin es muy conocido, y te ayudará a crear entradas redactadas de modo que Google les de preferencia sobre otras webs.

Insert Headers and Footers

Este es un pluggin muy sencillo, pero muy útil. Te permite insertar líneas de código en tu web de forma sencilla y sin tener que pelearte con unos archivos HTML que probablemente entiendas igual de bien que el sánscrito.

Igual piensas, ¿por qué iba a querer insertar código si no sé de eso? Pues porque hay webs como Pinterest o Google Analytics que te exigen que incluyas líneas de código en una parte concreta (cabecera, cuerpo o pie) de tu web.

Y como ni sabes de eso, ni probablemente tengas muchas ganas de aprenderlo, este pluggin puede hacerlo por ti.

Lo único que tienes que hacer es copiar la línea de código que te da esa web y pegarla donde ellos te digan. Si tienes alguna duda, te recomiendo esta guía.

Akismet

Este plugin suele venir instalado por defecto y sirve para evitar que tus comentarios se llenen de spam, así que procupa tenerlo activada en todo momento.

Una entrada llena de comentarios que guían a webs de dudosa calidad no es, en ningún caso, una forma de inspirar confianza a tus lectores.

En este enlace puedes ver una guía para configurar este plugin.

Cómo personalizar tu web de escritor

Una vez ha has configurado tu web, llega el momento de personalizar su aspecto.

Ten en cuenta, no obstante, que si utilizas únicamente la versión básica de Generate Press tus opciones van a ser más limitadas.

¿Significa eso que debes pasar por caja?

Pues depende.

Al principio, mi recomendación es que no lo hagas. Aprovecha las primeras semanas para familiarizarte con la plataforma, y si te gusta el tema, adelante.

Para acceder a la ventana que te muestro a continuación, haz clic en Aparencia y a continuación en Personalizar.

Personaliza tu web

Colores

Pese a ser el tercer apartado de la lista, este es uno de los más importantes. Sino el que más.

Por eso quiero verlo primero.

A la hora de crear la web de un escritor, creo que lo más importante es no complicarse la vida. Tu contenido manda, así que olvídate de incluir transiciones raras o un reproductor de audio que provoque taquicardia a quien entre en tu web con auriculares.

Tu web debe, por tanto, ser atractiva, sencilla y funcional.

Escoger los colores adecuados, puede ayudarte mucho con eso.

Mi consejo, ante todo, es que escojas un fondo blanco (o gris muy claro) para tu blog y que los contenidos estén escritos en una fuente redonda y de color negro.

Después de haber dejado esto claro, no obstante, llega el momento de escoger los colores principales de tu página web. Ten en cuenta que cada color tiene asociadas ciertas emociones y que hay colores que combinan bien y otros que no.

La infografía que incluyo a continución puede ayudarte a elegir unos colores adecuados para tu web.

Mi opinión personal es que no te compliques y escojas, o bien una gama monocromática o bien dos colores complementarios.

Aquí te dejo algunas webs que puedes utilizar como referencia, para ver cómo otros utilizan el color en su web:

Identidad del sitio

En este apartado, mi recomendación es que ocultéis tanto el nombre del sitio como la descripción corta y que incluyáis un logotipo que utilice los colores principales que habéis asignado previamente.

Una vez lo hayáis subido y asignado, os aprecerá la opción de logotipo de retina. Esta opción te permite subir una versión de mayor resolución (y por tanto, mayor calidad de imagen) de modo que tu web pueda adaptarse mejor a resoluciones de pantalla altas.

El icono del sitio es una opción interesante, aunque no vital. parece en la pestaña del navegador junto al nombre de tu web.

Diseño

Este apartado te permite modificar varios aspectos básicos del diseño de tu web, como la alineación de tu logotipo o los elementos de tu menú principal, así como otros elementos como el número de barras laterales que tiene tu blog o el tamaño que tenga alguna de ellas.

Mi recomendación en este apartado es que vaya modiciando los distintos parámetros, aunque deberías tener en cuenta una serie de factores:

  • No sobrecargues las barras laterales. Una suele ser suficiente la mayor parte del tiempo, si incluye demasiadas la parte central puede quedársete pequeña.
  • Mantén un espacio en blanco suficiente entre las barras laterales y la parte central de tu texto. Si los juntas demasiado, tu web va a perder atractivo.

En el apartado pie de página habrás visto que aparece la palabra «widget». Más adelante, veremos qué es.

Tipografía

Por defecto Generate Press utiliza la fuente Open Sans y unos tamaños de letra que, desde mi punto de vista, son suficientes.

¿Puedes cambiar la fuente?

Sí, por supuesto. Mi recomendación, si decides hacerlo, es que la fuente que utilices sea fácil de leer y que tenga un tamaño suficiente.

Pero te puedo asegurar que nadie va a juzgarte por utilizar esta fuente. ¿Por qué? Porque Open Sans es una fuente que está instalada en casi cualquier dispositivo.

Y cuando haces una web lo mejor suele ser utilizar este tipo de fuentes.

Widgets

Para que te hagas una idea, los widgets son pequeñas cajitas que puedes colocar en la cabecera, barra lateral o el pie de página de wordpress, y que pueden tener distintas funcionalidades.

Cómo escribir juvenil tiene, por ejemplo, dos widgets en la barra lateral. Uno de Entradas recientes que viene por defecto en WordPress, y otro que diseñé yo con Elementor.

En la primera versión de este blog, en la que tenía el logo en la cabecera y no directamente en el menú principal, tenía en el lado derecho el widget de búsqueda activo.

Por norma general, mi recomendación es que no añadas demasiados widgets a tu web. Entre 2 y 4 en la barra lateral, otros tantos en el pie de página y tal vez uno sencillo (como la herramienta de búsqueda) en la cabecera son más que suficientes.

Ajustes de la página de inicio

Esto te permite que decidas cuál quieres que sea tu página principal.

Dicho de forma simple.

Si tu web es pepueljuntaletras.com, la página principal es la que aparecerá cuando coloques esa dirección.

En el caso de Cómo escribir juvenil, la página principal incluye:

  • Una breve presentación mía.
  • Las entradas más populares del blog.
  • Un formulario para que quien entre se suscriba a mi lista de correo.
  • Un botón que lleva al blog.

Mi opinión es que te curres una buena página estática que tener como principal, y que la lista de entradas que aparece por defecto la asignes a una página llamada, por ejemplo, blog.

O noticias.

O lo que creas conveniente. 

Cuando navegamos por Internet, es más o menos habitual hacer clic en el logotipo de un blog para ver la página principal.

Si plantas tu cara ahí, y hablas un poco de ti, vas a dar a tus lectores potenciales la impresión de que eres un ser humano de carne y hueso.

Así que, una vez hayas creado una página de inicio bien hecha, marca la opción de página estática y asígnala como página principal.

Las páginas que debería tener sí o sí tu web de escritor

Salvo que decidas hacer una web de una sola página (en cuyo caso te recomiendo este vídeo, ya que hay algunos detalles técnicos específicos a tener en cuenta), tu web va a necesitar una serie de apartados:

  1. Una página de inicio, que debería dar una visión global de quién eres y qué es tu web.
  2. Un apartado Sobre mí, para que te pongan cara.
  3. Una página de Contacto, para que tus lectores puedan contactar contigo.

3 alternativas a un blog

No te voy a engañar. Crear un blog requiere un esfuerzo prolongado en el tiempo y que, durante los primeros meses, va a ser muy desagradecido.

¿Por qué?

Pues porque al principio no va a conocerte nadie y el todopoderoso Google te va a desterrar a la página 2, 3 o 4.

Lo cual, a efectos prácticos, es como no existir.

Si decides, por tanto, crear un blog, es importante que seas consciente que esto es una carrera de fondo. A día de hoy, mi entrada con más visitas mensuales es esta sobre maquetación.

La publiqué en mayo del 2019.

Hasta septiembre de 2019, no empecé a ver una afluencia real de visitas. Y es una entrada que, en un principio, tenía poca competencia.

Si no te ves, por tanto, con las ganas o la paciencia para crear un blog, a continuación te doy 3 opciones que pueden ser interesantes. Ten en cuenta, eso sí, que escoger una no te excluye de las otras dos.

Crea una web personal con contenidos (de ficción) exclusivos

Es posible que tengas relatos o alguna novela desperdigada por plataformas como Wattpad o Inkspired. Eso está bien. Es un comienzo.

Ahora lo que necesitas, es sacar rentabilidad a esa visibilidad.

Una forma de hacerlo sería crear una web simple e incluir en ella contenidos exclusivos para aquellos que se suscriban.

Si está relacionado con esa historia que está teniendo una buena acogida, mejor.

Incluye un apartado de noticias

Igual te encanta patearte la calle, ir a eventos presenciales, participar en jams de escritura y este tipo de cosas.

Si es el caso, podrías crear un apartado de noticias en el que hables de todos esos eventos a los que vas a asistir y más tarde expliques qué has hecho en ellos, con quién has coincidido…

No solo el resto de escritores, sino casi cualquier negocio suele apreciar que le enlaces su web.

Si tienes presencia en otras plataformas (como Twitch, Youtube, un podcast…) puedes redirigir tu audiencia a tu web.

Habla de los libros, películas, videojuegos y series que te gustan

Y, a ser posible, hazlo desde una perspectiva única.

No debería resultarte complicado. Siendo escritor, tus conocimientos deberían permitirte ver cosas en las historias que consumes que otros no ven.

A diferencia de un blog, aquí no necesitas publicar con cierta peridiocidad.

Un buen ejemplo de esto sería la web librosdecienciaficcion.com. En esta página web sus autores han incluido reseñas de un gran número de libros (todos ellos pertenecientes a un mismo género) y elaboran reseñas que incluyen un enlace de afiliado de Amazon, lo cual les permite obtener un pequeño porcentaja de cada compra realizada a través de su enlace.

Si quieres saber más sobre marketing de afiliación te recomiendo que visites esta entrada de Aula CM.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on tumblr
Share on email

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Commentarios
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Víctor

Aunque yo no sea escritor, ni —para decirlo todo— tampoco juvenil, he encontrado de gran interés esta entrada tuya. Comparto tu opinión (y tus prejuicios, si quieres) sobre las redes sociales: son cosas terribles, agobiantes, como el pop o el mundo de la moda, que diría quien yo me sé.
Has hecho un gran trabajo presentando y exponiendo las opciones disponibles, con sus pros y sus contras, y también creo que haces muy buenas sugerencias. Continúa así en esta carrera de fondo. Un saludo.

Mostrar botones
Ocultar botones