Maqueta y publica tu libro con herramientas gratuitas

La realidad es que nunca había sido tan fácil publicar un libro como ahora, tanto para las editoriales pequeñas como para los escritores independientes. 

Las herramientas para maquetar un libro son asequibles, existen múltiples tiendas online como iBooks y Kindle donde puedes autopublicarlos y las plataformas de impresión bajo demanda han reducido el precio de entrada de forma considerable.

Visto así, casi suena demasiado bonito para ser verdad, ¿no?

Un poco. Publicar nunca ha sido más sencillo, sí. Por este motivo, nunca ha habido tantos libros publicados como hasta ahora.

Lo que te quiero decir con esto, es que no esperes que tu libro (sobre todo si es ficción) vaya a vender solo. Qué va. Vas a tener que currártelo, y no solo uno o dos días. Sino mucho, mucho tiempo.

Con esto, no espero que te desanimes. Solo ponerte en situación. Porque SOLO si estás dispuesto a realizar ese esfuerzo, vas a tener una posibilidad real de triunfar.

Si quieres publicar tu libro y aquí da igual que vayas a autopublicártelo o que vaya a hacerlo una editorial, necesitas dos cosas.

La primera de ellas, es cierta presencia en Internet. Esto es un coñazo, no te voy a engañar. A mí me da una pereza que ni te imaginas.

Pero es que no hay más remedio que hacerlo.

Mi recomendación, por tanto, es que elabores un plan sobre cómo quieres afrontar esa presencia en Internet. Si estás un poco perdido te recomiendo que visites MOLPE, el blog de la escritora Ana González.

El segundo requisito es que tu libro tenga una presentación profesional. Esto no significa que deba ser perfecto. Como explico en el apartado de Sobre mí del blog, la perfección es algo que ni tú ni yo vamos a conseguir nunca.

Qué es y qué no es el ISBN

Cuando empecé a investigar los requisitos que tenía que cumplir para publicar un libro, una de las cosas que más problemas me dio fue el ISBN. ¿Era obligatorio? ¿No lo era? ¿Tenía que pagar?

Lo primero y más importante es que el ISBN no es obligatorio. Tampoco va a proteger tu obra contra el plagio. Si quieres saber cómo hacerlo, te recomiendo que visites esta entrada de Ebook Hermanos.

El ISBN es, fundamentalmente, un documento de identidad para tu libro. Quienes más partido les van a sacar son aquellas personas que van a vender tu libro. Cada ISBN es único, por lo que es una herramienta muy potente para encontrar cualquier libro.

La cuestión es que, un libro no tiene un único ISBN. Cada formato tiene uno diferente. La versión en tapa blanda tendría un código diferente a la de tapa dura y la versión digital.

Para qué es necesario el ISBN

En primer lugar, quiero que pienses qué es lo que vas a hacer con tu libro. Si no tienes intención de venderlo o sacarle un rendimiento económico, no necesitas solicitarlo.

Mira. Hace unos años, unas primas mías decidieron regalarle a su madre una versión editada de las memorias de mi abuelo. Mi tía había estado corrigiéndolas durante varios meses, por lo que era algo que todos sabíamos que iba a hacerle mucha ilusión.

¿Por qué te cuento esto? Pues porque acabo de comprobar la versión en papel del libro y no tiene ISBN. Era una edición privada. Imprimimos 15 o 20 copias para repartir en la familia. Dado que no iba a venderse, no necesitaba ISBN.

Si, en cambio, hubiésemos querido poner la versión en papel a la venta, sí que habríamos necesitado obtener este código. Cada país (por norma general) tiene su propia agencia del ISBN y sus propios precios. Si quieres saber la tuya, haz clic en este enlace.

Ahora bien. El ISBN, al menos en España, cuesta 45€. Es posible que tengas la capacidad más que suficiente para amortizar ese precio. O igual no estás seguro de hacerlo en corto plazo. No lo sé. De todos modos, en esta entrada te doy alternativas que si bien no son necesariamente gratuitas, eliminan este precio de entrada.

Decide en qué formato(s) vas a publicar tu libro

A día de hoy existen, principalmente, dos formatos:

  • El formato físico, para el que necesitarás maquetar tu libro y guardarlo como PDF una vez hayas acabado. Este paso es importante. La mayoría de imprentas no aceptarán un archivo en .doc y .odt, e incluso si lo hacen, no se responsabilizan si tu documento se ve alterado.
  • El formato digital, que principalmente tiene dos versiones. El .epub, que utilizan la mayoría de tiendas online y uno propietario de Amazon. A efectos prácticos, no obstante, son el mismo perro con distinto collar.

También existen otros formatos, como el audiolibro. Este está cogiendo bastante fuerza desde hace meses, pero no la suficiente como para sustituir a los libros tradicionales.

Nada te impide publicar, además de en estos formatos, contenidos en portales como Wattpad o Megustaescribir. Mi opinión, no obstante, es que nunca deberías limitar tu presencia a estas webs.

A continuación, te describo en mayor profundidad las características de cada formato.

Publica tu libro en formato digital

A la hora de evaluar cada formato, voy a tener en cuenta tres elementos diferentes:

  1. La dificultad de maquetar tu manuscrito.
  2. La dificultad de crear una portada.
  3. La facilidad para poner el libro a la venta.
  4. Los costes de hacerlo.

Si analizamos las características de ambos formatos, el digital gana por goleada.

¿El problema?

Que hay mucha gente que lee exclusivamente en papel. Los análisis de hábitos de lectura de la Federación de Editores (en España), así lo corroboran.

La estrategia ideal, por tanto, sería publicar en ambos. Para los que están empezando, no obstante, limitarse al formato digital puede ser una opción muy buena.

En primer lugar, porque maquetar tu manuscrito y elaborar una portada es muy sencillo.

Publica tu libro en Amazon Kindle, sin necesidad de ISBN

Amazon es una de las plataformas de venta de ebook más potentes hoy en día y cuenta, además, con el programa Amazon Prime Books y con Kindle Unlimited, que son una especie de «Netflix para libros» y que pueden (o no) dar una exposición extra a tu obra.

Además, al publicar tu libro con ellos no necesitas pagar por un ISBN. Ellos tienen un código interno, llamado ASIN, que ponen a tu disposición de forma gratuita y que permite identificar tu obra en esta plataforma.

Disponen, además, de una serie de herramientas para favorecer la difusión y promoción de tu libro. Ten en cuenta que algunas de ellas, no obstante, exigen que formes parte del programa Amazon Select. ¿Y eso qué significa? Que no puedes publicar la versión digital de tu libro fuera de Amazon, ni siquiera en tu propia tienda virtual.

Publica tu libro en Smashwords

Smashwords es una plataforma enfocada principalmente al mercado anglosajón, pero a la que puedes sacar partido.

En primer lugar, porque te dan un ISBN gratuito, que te permite distribuir tu obra en su propia tienda online y en todas las que tienen asociadas. Que son muchas.

No obstante, para poder acceder a toda su cadena de distribución, tu epub tiene que alcanzar un cierto estándar de calidad.

¿Y cómo puedes saber si tu libro lo alcanza? Siguiendo su guía de estilo. De hecho, si tu manuscrito sigue a rajatabla esta guía, Smashwords dispone de un conversor de .docx a .epub que no funciona mal.

Yo, personalmente, me fío lo justo de estas herramientas automáticas, pero no te voy a ocultar que existe esta opción para venderte un servicio de maquetación.

Smashwords puede servirte, además, de centro de operaciones para la difusión y promoción de tu obra.

A cambio de estos servicios, ellos se llevan un 10% del precio de venta de tu libro. Una vez hayas restado esta cantidad y el 30% que se llevan la mayoría de mayoristas online, tú te quedarías con el 60% restante.

Ten en cuenta que Smashwords no tiene a Amazon en su cadena de distribución.

Publica tu libro en formato físico

No te voy a engañar. Maquetar un libro en papel no es tan sencillo como una digital. Pero si hablamos de la dificultad real para un maquetador, una novela es algo bastante sencillo.

Yo, personalmente, no me podría imaginar maquetando una revista con un programa que no fuera inDesign, pero creo que es perfectamente viable hacerlo utilizando procesadores de texto. En varias entradas de este blog, de hecho, te explico cómo hacerlo:

Como ya he dicho antes, si estás empezando y no sabes muy bien cómo hacerlo, te recomiendo que publiques primero en formato digital. No obstante, publicar en papel tiene una gran ventaja.

Y es la posibilidad de organizar (o participar) en eventos presenciales. Presentaciones de tu libro, encuentros con lectores, stands en la feria del libro…

Muchas ciudades tienen asociaciones de autores que preparan este tipo de eventos, pero también puedes ser tú mismo quien contacte con librerías y centros culturales para solicitar un espacio para promocionar tu libro.

Cómo crear una portada para tu libro en papel

Antes he mencionado que elaborar una portada en formato digital era bastante sencillo. ¿Qué pasa en el formato en papel?

Pues que los libros tienen un lomo. Y que su tamaño va a variar según las páginas que tenga tu libro. Lo cual puede complicarte un poco las cosas.

La ventaja es que muchas plataformas de autoedición son conscientes de esta dificultad y ponen a su disposición programas de diseño de portadas para aquellos autores que no quieran recurrir a un profesional. Es el caso de Amazon KDP.

Ten en cuenta, no obstante, que no existe un único grosor y que, por lo tanto, el grosor del lomo puede variar. Es recomendable saber qué peso tiene el papel que va a usar tu edición.

Y, ante todo, pide siempre que te envíen ejempares de prueba antes de hacer pedidos más grandes. A nadie le gusta tener 100 ejemplares defectuosos de su libro en el trastero.

¿Qué servicio de impresión bajo demanda debería utilizar?

Pues eso ya depende de ti. Sé de varios autores que, por ejemplo, utilizan Amazon. Esta plataforma posee ciertas ventajas, como un ISBN gratuito (aunque puedes darles uno de pago que hayas solicitado) y un servicio de «copias de autor», en el que esta plataforma te vende ejemplares a precio de coste, muy útil para los escritores que quieran patearse las calles y librerías.

Ten en cuenta que, en caso de acogerte a su ISBN gratuito, no podrás utilizar ese ISBN en ninguna otro servicio de impresión bajo demanda. Si que puedes, no obstante, revender las copias de autor que te envía Amazon. Si quieres que tu libro tenga vida más allá de esta plataforma, mi recomendación es que aquí, hagas el gasto de comprar un ISBN propio.

Porque hay otras platformas como La casa del libro.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on tumblr
Share on email

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Commentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Mostrar botones
Ocultar botones