Christopher Vogler y El viaje del escritor

¿Sabes qué tienen en común La odisea, Viaje al oeste y El poema de Gilgamesh? A parte de tener tropecientos mil años y de considerarse clásicos de la literatura universal, estas tres obras comparten una misma estructura que, a su vez, aparece en cientos de mitos a lo largo de toda la historia del hombre: el viaje del héroe.

Pero, ¿qué es eso del viaje del héroe? Una estructura narrativa, ni más ni menos. Como la de los tres actos, con su introducción, nudo y desenlace. Pero, en lugar de dividir una historia en tres partes, el viaje del héroe la divide en doce.

O al menos, así es como queda dividida en El viaje del escritor, de Cristopher Vogler. Desde que el mitólogo Joseph Campbell desvelase al mundo la existencia de esta estructura en El héroe de las mil caras, se ha escrito mucho literatura sobre este tema.

Sin embargo, hay algo que diferencia a este autor de otros. Y es el trabajo de Cristopher Vogler: él no es mitólogo, ni psicológo, ni ninguna otra profesión que rime con ellas. Su trabajo, durante muchos años, fue evaluar los guiones que llegaban a algunas de las más grandes producciones de Hollywood. Su libro, por lo tanto, enfoca esta estructura desde un punto de vista que, a nosotros, los escritores, nos resultará mucho más digerible.

Para abrirnos paladar, El viaje del escritor empieza con la misma guía práctica que repartió a los guionistas de Disney hace casi medio siglo, y que fue el principio de la larga andadura de El viaje del héroe en Hollywood.

Como su propia nombre indica, este documento tiene una extensión limitada y su principal es ofrecer una visión general de esta estructura para aquellos que quieran utilizarla. Quien tenga un interés limitado por este tema podría, por tanto, leer este primer apartado y cerrar el libro.

¿Sabría qué es el viaje del héroe? Sí ¿Podría aplicarlo en sus escritos? También. Lo que diferencia este primer apartado del resto del libro, es la profundidad. Incluye menos ejemplos, no los desarrolla tanto, e ignora los arquetipos, que tan útiles le pueden resultar a un escritor a la hora de construir personajes. Si esta parte te resulta pesada, eso sí, prepárate, porque lo que viene a continuación es bastante más denso.

El viaje del escritor: más allá de la guía práctica

A los pocos meses de repartirla a los guionistas de Disney, la guía práctica de Vogler estaba en las manos de todos los productores de Hollywood. Fue la moda, hasta el extremo de que durante varios años nadie te cogía un guion si no se lo desglosabas aplicando esta estructura.

Sin embargo, esa guía básica eran poco más que un puñado de folios. A raíz de su éxito, Vogler empezó a profundizar en este tema para poder dar una mejor visión del viaje del héroe en los cursos y conferencias que estaba dando de todo el mundo. Unos conocimientos que, años más tarde, volcaría en el libro que nos ocupa.

El viaje del escritor está, principalmente, dividido en dos partes: las etapas del viaje y los arquetipos de personajes. Que no son lo mismo que un estereotipo.

Arquetipos (y estereotipos)

Crear un personaje asiático, socialmente inepto y que sea un genio con los ordenadores es un estereotipo. Es algo que tu lector habrá visto mil veces, y que le hace poner los ojos en blanco al tener que sufrirlo una vez más.

Un arquetipo, en cambio, es algo diferente. Se refiere a la función que un personaje realiza dentro de una historia. Tanto Gandalf, Hagrid e Ironman, cumplen el papel de Mentor para otros personajes en algún momento de su vida y, sin embargo, son personajes completamente distintos.

Y esa es, precisamente, la gracia de los arquetipos. Que todos estamos familiarizados con ellos a un nivel subconsciente. Compara la Bella Durmiente, La Bella y la Bestia y Frozen. Tres películas que tienen de principales protagonistas un príncipe, una princesa y una bruja. Pero, pese a sus similitudes, son historias completamente diferentes.

Lo mismo sucede con las etapas. En la segunda parte del libro, Vogler nos explica el funcionamiento de las doce etapas que componen al viaje del héroe, con numerosos ejemplos. Estos sirven para ilustrar el gran número de posibilidades que hay dentro de cada una de ellas.

Las etapas del viaje

Un ejemplo de ello, es su insistencia a la hora de explicar que el viaje del héroe no es cosa de novelas fantásticas o de acción y aventuras. Que sí, es muy socorrido en este tipo de obras. Muchas leyendas del mundo, al fin y al cabo, recogen las aventuras de héroes y heroínas, dioses, semidioses y otros series mitológicos.

Pese a ello, el viaje del héroe puede ser mucho más. Y, para demostrarlo, el libro coloca como ejemplos el guion de películas de terror como Alien, comedias como Superdetective en Hollywood, o romances como Titanic.

El mayor problema que, tal vez, se le pueda encontrar a este libro, es que aunque menciona películas tan conocidas (incluso para las generaciones actuales) como Star Wars, Indiana Jones, Titanic o algunos clásicos de animación de Disney, también hay otros que pueden resultar opacos. Esto, más que una consecuencia, es algo inevitable, ya que el libro tiene sus años. 

Aún así, la gran abundancia de ejemplos, así como los análisis (que aparecen al final del libro) de películas como El rey león, Titanic o Pulp Fiction aportan información más que suficiente para el lector. Además, al final de cada capítulo pone a disposición del lector una serie de preguntas que pueden facilitarle el desarrollo de cada una de las etapas.

Enlaces de afiliado

Esta entrada tiene enlaces de afiliado. Recibo un pequeño porcentaje del precio de estos productos si lo compras. Para más información haz clic aquí.

¿Merece la pena leerlo?

Desde mi punto de vista, sí. Dejemos las cosas claras. No es un libro que puedas considerar divertido como tal, dada la tipología del libro y la profundidad con la que analiza el tema en cuestión.

Pese a ello, creo que merece la pena ir leyéndolo poco a poco, dedicándole treinta o cuarenta y cinco minutos al día. Es el tipo de libro que te pide que subrayes y escribas en los márgenes, para aportar tus propios ejemplos o marcar la información más básica.

Por mucho que Internet está lleno de guías de cómo utilizar el viaje del héroe, incluida la mía, ninguna te va a poder ofrecer la misma cantidad y calidad que un libro de trescientas páginas. Eso es así. La entrada de un blog no está pensada para leerse en varios días. Un libro, en cambio, sí.

El viaje del escritor - Christopher Vogler
El viaje del escritor, de Cristopher Vogler

Cristopher Vogler es el causante de que El viaje del héroe esté en todas partes. Algunas de las películas que usa como ejemplos tienen sus años y algunas partes del libro son un poco densas, pero su calidad es indiscutible.  A diferencia de El héroe de las mil caras, el lector meta de este libro son escritores, guionistas y demás juntaletras.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on tumblr
Share on email
guest
0 Commentarios
Inline Feedbacks
View all comments